Teléfono: +52 55 9020 4903

Cómo planificar un embarazo: checklist para concebir

Compártelo

Si algo sabemos en Fertilidad Integral es que la decisión de iniciar una familia viene acompañada de muchas cosas más. ¿Cómo planificar un embarazo? ¿Por dónde empiezo? ¿Cuándo debo de tener sexo y qué tan seguido? ¿Qué más puedo hacer para aumentar las probabilidades de embarazo? Como futurx madre o padre de familia, seguramente quieres lo mejor para ese futuro bebé, por eso en este artículo te vamos a dar herramientas para darle todas las ventajas desde la concepción. Aquí te va tu checklist para concebir.

1. ¿Cómo planificar un embarazo?

Antes de empezar a intentar concebir, hay que checar que todo esté en orden. Es súper importante que tu primer paso sea asistir con un especialista para trazar los pasos a seguir. Juntxs podrán determinar el plan de acción considerando tu estado de salud e historial clínico. Algunas condiciones médicas (como la diabetes, la presión alta, algunas enfermedades de transmisión sexual y otros padecimientos) pueden afectar el embarazo, por lo que es fundamental revisarlas antes. Lo más importante es que tu salud esté en perfectas condiciones antes de iniciar este proceso. 

 Para iniciar el viaje hacia el embarazo, hay algunos cuidados de preconcepción, como la ingesta de vitaminas prenatales y ácido fólico. La dosis de estos suplementos subirá una vez que hayas concebido, pero consumirlos desde antes ayudará a prevenir deficiencias nutricionales en los primeros meses del embarazo, el parto prematuro y algunas dificultades de nacimiento. 

2. La ciencia detrás de una prueba positiva de embarazo

Es indispensable identificar la ventana de fertilidad en tu ciclo menstrual, esta se da entre el día 12 y el día 16. Para saber perfecto en qué día de tu ciclo estás, te recomendamos que lleves un conteo o tengas una app para llevar el registro, también existen kits de ovulación caseros que puedes comprar en la farmacia. Estos funcionan de forma muy similar a las pruebas de embarazo. Ojo, este test puede no ser exacto en personas con ciertos padecimientos, como el síndrome de ovario poliquístico. 

¡Listo! Ya tienes tus días de ovulación identificados. Ahora lo que debes saber es que los espermatozoides pueden permanecer hasta 5 días en el útero, así que es muy importante que en el momento de la ovulación ya estén los espermatozoides ahí preparados para hacer lo que les toca: fertilizar. La recomendación es tener relaciones sexuales en estos días y, de preferencia, antes. Tener sexo dos o tres veces por semana después de tu periodo puede ayudar a aumentar las probabilidades de concepción, sin embargo, las parejas con mayor porcentaje de éxito son las que tienen relaciones sexuales cada día o cada dos días. Si llevas algún tiempo intentándolo y no has tenido éxito, en esta publicación te explicamos cuándo es momento de buscar a unx especialista en fertilidad.

3. Nueva vida, nuevos hábitos

¿Cómo prepararse para un embarazo desde el interior? Para empezar, una dieta balanceada, alejada de alimentos procesados y rica en frutas y verduras puede hacer maravillas en la concepción y en la salud de tu bebé. Si quieres saber qué alimentos escoger para darle un plus a tu fertilidad, este blog tiene exactamente lo que buscas. De igual forma, intenta hacer ejercicio por lo menos cuatro veces por semana por unos 30 minutos. ¡Lo que sea es bueno! Si no acostumbras hacer ejercicio, sal a caminar unos pocos minutos y ve elevando el tiempo de tu ejercicio poco a poco. Por último, pero no menos importante: el café, el alcohol y el tabaco son contraproducentes al tratar de concebir y pueden causar problemas durante el embarazo. Dejar de consumirlas evitará la exposición de tu bebé a químicos dañinos y adictivos que pueden dañar su salud.

4. El ambiente perfecto para nacer

El útero será la casa de tu futuro bebé durante nueve meses, pero un hogar es más que eso. Cuidar el ambiente en el que tú, como futurx madre o padre, vives es tan importante antes del nacimiento de tu hijx y después. Eliminar la toxicidad de tu hogar es importantísimo en este proceso. Limita tu exposición a sustancias dañinas y contaminantes, pero da un paso más allá cuando se trata de toxicidad. Tener una convivencia sana es tan importante como evitar químicos sintéticos. Para recibir a tu bebé en el mejor hogar posible es crucial que tú y tu pareja, si es el caso, estén en un buen lugar mentalmente. Sufrir preocupación, ansiedad o estrés es muy común durante un proceso de concepción. No tengas pena de pedir apoyo de un especialista en salud mental para ti y tu familia. Además, hay muchísimas herramientas que te pueden ayudar a atravesar periodos de crisis, la yoga, la meditación y el mindfulness son solo algunas de ellas. 

Este es tu checklist para concebir, sin embargo, estas son solo algunas de las cosas que hay que tomar en cuenta antes de buscar un embarazo. Las recomendaciones pueden variar dependiendo del cuerpo y contexto de cada persona. Una evaluación personalizada podrá darte más información sobre los pasos a seguir. 

Síguenos en @clinicafi

Incorrect access token specified.