Teléfono: +52 55 9020 4903

Fertilidad Integral

La realidad de la endometriosis

Compártelo

Preámbulo de anatomía

Para entender qué es la endometriosis, primero necesitamos hablar del endometrio. El endometrio es un tejido que se genera en las paredes del útero de una mujer. Lo interesante es que no es inmóvil, sino que responde físicamente a distintas hormonas, como la progesterona y el estrógeno. En otras palabras, el endometrio se vuelve más delgado o más grueso según la etapa del ciclo menstrual o del embarazo. 

Endometrio en movimiento

  • En preparación para la ovulación, el endometrio crece con el fin de generar la atmósfera ideal para que los óvulos fertilizados (también conocidos como blastocitos) puedan desarrollarse.
  • Si el óvulo no se fertiliza, el endometrio se vuelve cada vez más angosto, ¡hasta desaparecer! De hecho, la sangre de la menstruación contiene restos de endometrio que el cuerpo desecha para prepararse para el siguiente ciclo. 
  • Los cambios del endometrio son perfectamente normales en el funcionamiento del útero.

Ahora sí, ¿qué es la endometriosis?

Pues, básicamente, el endometrio de una persona con endometriosis no responde a las hormonas que se generan en el ciclo menstrual o el embarazo. A causa de esto, las células contenidas en el endometrio salen del útero y se implantan en distintas partes y órganos del cuerpo: los ovarios, el intestino, la vejiga, el periné o las trompas de Falopio. Esto genera inflamación, irritación y fibrosis, y afecta significativamente el ciclo menstrual y reproductivo de una mujer. Aunque esto parezca una locura: ¡176 millones de personas en el mundo tienen endometriosis!

Los cólicos de miedo no son normales

Una de cada diez mujeres tiene endometriosis, pero no todas lo saben porque los síntomas se han normalizado. La endometriosis ha sido muy poco estudiada por la ciencia, esa es la realidad. Y una de las razones de la limitada investigación es que los síntomas de la endometriosis (dolor pélvico, sangrado excesivo y cólicos menstruales fuertes) se consideraban síntomas de un periodo normal. ¡Pero no! Demasiado dolor no es normal, demasiada sangre no es normal. No debemos ignorar los síntomas porque, en primer lugar, no hay que ignorar el dolor y, en segundo lugar, entre el 20% y el 70% de las mujeres que enfrentan dificultades para concebir tienen endometriosis, la cual puede afectar la fertilidad. 

Endometriosis e infertilidad

Dijimos que la endometriosis es cuando el tejido no responde a los cambios hormonales. Esto, a su vez, interfiere con el ciclo de ovulación, con el viaje de los espermatozoides por las trompas, con la fertilización de óvulos y con el crecimiento del embrión en el útero. La endometriosis es una de las causas de infertilidad. Y aunque no hay una cura, hay tratamientos para la endometriosis que pueden ayudar con los síntomas frecuentes y la dificultad para concebir. 

Síguenos en @clinicafi

Ingresa tus datos para agendar una cita con nuestros doctores



Los siguientes datos serán utilizados para contactarte y darte información sobre nuestros servicios, promociones y novedades. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Te prometemos que no divulgaremos ni compartiremos tus datos.

Aviso de privacidad