WhatsApp +52 56 2707 4303 

Fertilidad Integral

¿Es segura la vacuna contra el COVID-19 si estoy buscando un embarazo?

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit

Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, el mundo se ha cubierto de incertidumbre. La inseguridad nos atraviesa desde muchos frentes: el económico, el mental y, por supuesto, el físico. Todos los días somos bombardeados de información inteligible, contradictoria o incierta que no hace más que aumentar las dudas. En Fertilidad Integral queremos ayudarte a navegar este mar inquieto para que puedas llevar a cabo tu proceso con la mayor tranquilidad posible ante la pregunta: ¿Es segura la vacuna contra el COVID-19 si estoy buscando un embarazo?

La encrucijada es clara: ¿cómo me mantengo a mí y a mi futura familia sana? ¿La vacuna contra el coronavirus podría afectar mi tratamiento de fertilidad? ¿Cuáles son los riesgos? No te preocupes, iremos paso a paso. Pero para tomar una decisión informada, necesitas conocer todo el panorama.

Los riesgos ¿Es segura la vacuna contra el COVID-19 si estoy buscando un embarazo?

Seguro ya has escuchado mucho sobre las consecuencias que el COVID-19 tiene sobre el cuerpo humano. Pero, ¿qué pasa en el caso de las personas embarazadas? La realidad es que corren más riesgo de ser hospitalizadas por complicaciones relacionadas con el virus. Estudios recientes indicaron que las personas embarazadas son 20 veces más propensas a morir al contraer coronavirus. Esta es una de las razones por las que fueron categorizadas como población vulnerable en muchos países. Aquí te enlistamos algunas de las consecuencias que el virus tiene sobre el embarazo:

  • Mayor riesgo en el caso de requerir cesárea
  • Mayor probabilidad de parto prematuro
  • Mayor probabilidad de sufrir trastornos hipertensivos durante el embarazo
  • Mayor riesgo de sufrir hemorragia postparto.

Ok, pero ¿cuáles son los riesgos de vacunarme contra el COVID-19?

Uno de los muchos (pero muchos) rumores sobre la vacuna es que puede llegar a causar infertilidad. Aunque es cierto que personas embarazadas no fueron incluidas como prioridad en los ensayos clínicos, esto no es motivo de alarma; los científicos concluyeron que los ingredientes y las metodologías empleadas en las vacunas no tienen un efecto en las personas embarazadas o en la fertilidad. Además, durante las pruebas de los ensayos, tanto de Pfizer como de Moderna, se registraron varios casos de pacientes que se embarazaron durante los periodos de prueba y ningunx experimentó efectos adversos en su embarazo. Otros estudios se han realizado para determinar si la vacuna tiene algún efecto negativo en el embarazo animal; no se ha encontrado ninguna complicación en la reproducción femenina, en el desarrollo fetal o en el desarrollo postnatal. 

Aunque esta información puede no ser concluyente, cada vez tenemos acceso a más información gracias a los datos de las personas ya vacunadas. Hasta el momento, el único riesgo registrado como consecuencia de la vacuna es un efecto secundario común en la población en general: la posibilidad de fiebre posterior a la inyección. En animales, la fiebre durante las primeras etapas de gestación se relaciona con un leve incremento de riesgo de defectos de nacimiento y aborto espontáneo. Sin embargo, esto puede ser controlado por un medicamento seguro para personas embarazadas para bajar la fiebre… ¡ten paracetamol siempre a la mano!

Bueno… ¿y la fertilidad?

¡Ojalá existiera un estudio para saber si la vacuna tiene efecto sobre la fertilización in vitro! Espera… ¡Sí lo hay! Este estudio se hizo específicamente para saber si alguno de los componentes de la vacuna contra el coronavirus podría causarte problemas para concebir. Para ello, dividieron a las pacientes en tres grupos: las que tenían anticuerpos por vacuna, las que tenían anticuerpos por reciente infección de COVID-19 y las no tenían ningún tipo de anticuerpos. No encontraron diferencia alguna entre los tres grupos, pues las probabilidades de éxito de embarazo se mantuvieron estables. Además, los resultados de casi 2,500 personas embarazadas vacunadas antes de la semana 20 de embarazo no mostraron algún incremento en el riesgo de aborto espontáneo.

Falta la fertilidad masculina

Claro que sí y, actualmente, no hay evidencia de que las vacunas puedan causar problemas de infertilidad masculina. Un estudio de 45 participantes no mostró alguna diferencia en las características del esperma (calidad y movimiento) antes y después de la vacuna. Y, aunque la fiebre está asociada a la disminución de espermatozoides, no hay evidencia de que la fiebre afecte la producción de esperma tras la vacuna contra el coronavirus.

Por último… ¡Los beneficios!

Como ya habrás escuchado, las vacunas contra COVID-19 disminuyen el riesgo de contagio. Pero, sobre todo, disminuyen las probabilidades de enfermedad grave y hospitalización y, por lo tanto, disminuye el riesgo en el embarazo. Además, algunos estudios han encontrado anticuerpos en el cordón umbilical de personas vacunadas con Pfizer o Moderna, además de un incremento de anticuerpos en la leche materna. ¡Esto significa que podrías pasar tu inmunidad a tu bebé! 

Síguenos en @clinicafi

Ingresa tus datos para agendar una cita con nuestros doctores



Los siguientes datos serán utilizados para contactarte y darte información sobre nuestros servicios, promociones y novedades. Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento. Te prometemos que no divulgaremos ni compartiremos tus datos.

Aviso de privacidad